Declaracion de Fe

Declaracion de Fe

EN QUE CREEMOS:

PROPÓSITO
“LA IGLESIA CRISTIANA CONFRATERNIDAD DE BROWARD, tiene como propósito, mantener servicios públicos para el culto de Dios, la enseñanza y predicación del Evangelio, y para promover la misión y el interés del Reino de Dios según las enseñanzas de Su Hijo, Jesucristo.
Nosotros nos esforzamos por apoyar y practicar al mejor de nuestra capacidad la Declaración de Fe y Mensaje Bautista de la Convención Bautista del Sur del 2000 del Convenio Bautista.
MISION: Ser y hacer discípulos Mateo 16:24
Ser discípulos
a. Tomar su cruz
b. Negarse a si mismo
c. Seguir sus huellas

Hacer discípulo. Mat 28:19-20
d. Id y hacer discípulos
e. Bautizarlos
f. Enseñarles

VISION: Volver a la senda antigua, con un evangelio no adulterado. Jer 6:16
a. Paraos en los caminos, y mirad,
b. Preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino,
c. y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma.

La Iglesia Cristiana Confraternidad de Broward Para la preservación y seguridad del credo doctrinal nosotros, juntos como un cuerpo de Creyentes Bautizados in Cristo Jesús, adoptamos para nuestro gobierno y servicios, la siguiente Constitución señalada:
1. LAS ESCRITURAS INSPIRADAS:
las Sagradas Escrituras (El Antiguo y Nuevo Testamento) son aceptados como la voluntad de Dios y la suficiente regla de fe y practica. Son verdades inspiradas y reveladas por Dios al hombre, son infalibles reglas de fe y conducta. (2 Timoteo 3:15-17; I Tesalonicenses 2:13; 2 Pedro 1:21.)
La Biblia constituye para nosotros la voluntad de Dios en forma escrita y las palabras de las Escrituras son para nosotros la Palabra de Dios. (Sal. 119:1 y Mat. 4:4; 1ª Tes. 2:13). La Biblia es nuestra suficiente y final autoridad para la fe y práctica tomando absoluta prioridad sobre cualquier experiencia subjetiva o declaración eclesiástica (Jn. 14: 23-26; Mat. 7:24-29; 28:18-20; I Cor. 14:37-38).
Lo que no está establecido por las Escrituras, no puede ser considerado artículo de fe para el cristiano (Is. 8:20; Mat. 24:35; Juan 12:47-50; Mar. 7:1-13). Creemos que es indispensable para el cristiano practicar la disciplina diaria de estudiar las Escrituras y someter su vida a sus enseñanzas (Sal 1:1-6; 119:1-176; Col. 3:16; 2ª Tim. 2:15; 3:16-17).
2. UN SOLO DIOS VERDADERO:
El único Dios verdadero se ha revelado como el eterno, el creador del cielo y la tierra y el Redentor de la humanidad. El se ha revelado a nosotros como el Padre, Hijo y Espíritu Santo (Deuteronomio 6:4; Isaías 43:10, 11; Mateo 28:19; Lucas 3:22.)
3. LA DEIDAD DEL SEÑOR JESUCRISTO:
El Señor Jesucristo es el Hijo eterno de Dios. Las escrituras declaran:
a. Su nacimiento de la virgen (Mateo 1:23; Lucas 1:31, 35.)
b. Su vida sin pecado (Hebreos 7:26; I Pedro 2:22.)
c. Sus Milagros (Hechos 2:22; 10:38.)
d. Su obra substituta en la cruz (I Corintios 15:3; 2 Corintios 5:21.)
e. Su resurrección (Mateo 28:5; Lucas 24:39)
f. Su exaltación a la diestra de Dios (Hechos 1:9; 11; 2:33; Hebreos 1-3.)

4. LA CAÍDA DEL HOMBRE:
El hombre fue creado a imagen de Dios (Gen. 1:26,27), y era inocente y puro (Rom. 5:17). Por su escogencia libre, Adán se reveló contra Dios, cayó de su estado de inocencia y pureza y recibió la naturaleza pecaminosa (Ecl. 7:29; Rom. 5:12). Después de la caída, todos los seres humanos nacemos con la naturaleza pecaminosa (Sal. 51:5; Gal.3:22). Y por cometer actos de pecado llegamos a ser culpables delante de Dios (Rom. 3:11-23). Sin la obra regeneradora de Dios el hombre está perdido en su pecado, muerto en sus delitos (Rom. 3:23; 6:23) y está sin Dios y sin esperanza (2ª Cor. 4:3; Ef. 2:1-3,12).

5. LA SALVACIÓN DEL HOMBRE:
El Señor Jesucristo hizo plena expiación por los pecados de todo el mundo al derramar su sangre en la cruz como sacrificio perfecto y suficiente (Heb.9:13,14,26; 10:10-14; I Juan 2:2). Su muerte es el único fundamento de nuestra salvación (Hech. 4:12; I Cor. 3:11; 15:3; Ef.2:13). La expiación se hace eficaz para todo pecador que se arrepiente y cree en el Señor Jesucristo y su Santo Evangelio (Hech. 2:38;3:19).
Creemos que todo cristiano está seguro de su salvación en Cristo y que nada puede amenazar o acabar esa relación eterna con El (Juan 10:28-29) Sin embargo para el cristiano existe la posibilidad que a través de una decisión personal, le de la espalda a su Salvador, lo que en la Palabra se llama apostasía, o regresar a un estilo de vida en contra de los principios de Dios, rechazando a Cristo en su vida. (Heb. 6:4-6; 2 Ped. 2:1-22)
Creemos que uno no pierde su salvación cada vez que peque, ni que sea imposible perderla, sino que es posible perderla por cometer apostasía. Creemos que como dice el Apóstol Juan, la persona que dice que tiene comunión con Dios y vive en pecado, miente, no practica la verdad y no es verdadero creyente (I Juan 1:6; 3:6-9). Creemos que, como dice el Apóstol Pablo, la persona que persiste en pecados sin arrepentirse, “No heredará el Reino de Dios” (Gál. 5:19-21; I Cor. 6:9-10).
6. EL NUEVO NACIMIENTO:
El nuevo nacimiento es la obra de la Gracia de Dios, por la cual cambia la naturaleza moral del creyente arrepentido, trasladándolo de las tinieblas a la luz, de la muerte a la vida; y de la esclavitud del pecado a la libertad en Cristo (Hech. 26:18; Ef. 2:1-5; Rom. 6:22; Juan 3:3-6).
El creyente llega a ser nueva criatura en Cristo Jesús, nacido del Espíritu entra en la vida de paz con Dios, obediencia a la voluntad de Dios y amor a sus semejantes (Juan 3:3-7; II Cor. 5:17; Rom. 5:1; Tito 3:5; I Jn. 2:9-10).
7. LA OBRA DEL ESPÍRITU SANTO
El Espíritu Santo es el Espíritu de Dios, completamente divino. Él inspiró a santos hombres de la antigüedad para que escribieran las Escrituras. Mediante la iluminación Él capacita a los hombres para entender la verdad.
a. Él exalta a Cristo.
b. Él convence a los hombres de pecado, de justicia, y de juicio.
c. Él llama a los hombres al Salvador, y efectúa la regeneración.
d. En el momento de la regeneración Él bautiza a cada creyente en el Cuerpo de Cristo.
e. Él cultiva el carácter cristiano, conforta a los creyentes.
f. El les da los dones espirituales por medio de los cuales ellos sirven a Dios en su iglesia.
g. Él sella al creyente para el día de la redención final.
h. Él ilumina y da poder al creyente y a la iglesia en adoración, evangelismo, y servicio.
i. Su presencia en el cristiano es la garantía de que Dios llevará al creyente hasta alcanzar la plenitud de la estatura de Cristo.

8. LAS ORDENANZAS DE LA IGLESIA:
Creemos, de acuerdo a las Escrituras, que Cristo Jesús encomendó la observación de dos ordenanzas antes de ascender hacia Su Padre en el cielo; las cuales son el Bautismo (Mt. 28.19) y la Santa Cena (1 Co. 11.23-30).
a. Bautizo en las Aguas: Creemos que todos los creyentes verdaderos nacidos de nuevo deben seguir el ejemplo Bíblico del bautismo de Jesús (Mt. 3.13-17). Como creemos que El fue sumergido, entonces concluimos que también debemos ser sumergidos siguiendo ese ejemplo.

Aunque la salvación no depende del bautismo (Efe. 2.8,9), creemos que cada creyente nacido de nuevo seguirá gozosamente al Señor en el bautismo Escritural, después de su conversión como una confesión pública de la experiencia de salvación: Una ruptura completa con todo pecado conocido y con el mundo y una intención sincera de reconocer que ha muerto al pecado y ha resucitado con Cristo. (Ro. 6.3-5).
b. Santa Cena: La Santa Cena es una ordenanza conmemorativa para ser observada por la iglesia en memoria del Salvador (1 Co. 11.24). “Haced esto en memoria de mi” (Lc. 22.19).

La comunión de esta mesa será observada normalmente una vez por mes o en otro tiempo cuando sabiamente el pastor y los diáconos lo vean conveniente.
Un examen cuidadoso del corazón debe ser hecho por cada creyente, pues la participación inmerecida de la Santa Cena trae condenación (juicio) sobre sí mismo (1 Co. 11.28-30).y es ordenado en todos los creyentes “hasta Su regreso!”.
9. LOS MINISTERIOS.
Un llamamiento divino y ordenado, según las escrituras, ha sido proveído por nuestro Señor Jesucristo, con el propósito de conducir a la iglesia en:
a. Evangelización al mundo (Marcos 16:15-20.)
b. Adoración a Dios (Juan 4:23, 24.)
c. Edificación su iglesia (Efesios 4:11-16.)

10. SANIDAD DIVINA:
La sanidad divina es una parte integral del evangelio. Ser liberados de enfermedades es un regalo que Dios da a quien pueda creer (Isaías 53:4, 5; Mateo 8:16, 17; Santiago 5:14-16.).
Creemos que Dios sana a los enfermos en contestación a las oraciones de los creyentes (Stg. 5:14-15), pero que no siempre es su voluntad sanar y que a veces el Señor quiere enseñarnos algo por medio del sufrimiento, que no podemos aprender en otra forma (II Cor. 1:3-7; 12:7-10).

11. LA ESPERANZA BENDITA
La resurrección de todos los que han dormido en Cristo y de la transformación en gloria de quienes viven y permanecen al momento del regreso del Señor Jesús, es la inminente esperanza bendita de la iglesia (I Tesalonicenses 4:16, 17; Romanos 8:23; Tito 2:13; I Corintios 15:51, 52.)
13. EL REINO MILENARIO DE CRISTO
La segunda venida de Cristo incluye el rapto de los santos; esta promesa es esperada por toda la iglesia seguida por el regreso visible de Cristo con sus santos para reinar en la tierra por mil años (Sacarías 14:5; Mateo 24:27, 30; Apocalipsis 1:7; 19:11-14; 20-1- 6.) Este reino milenario traerá la salvación a la nación de Israel (Ezequiel 37:21, 22; Romanos 11:26, 27) y el establecimiento de paz universal (Isaías 11:6-9; Salmos 72:3-8.)
14. EL JUICIO FINAL
Habrá un juicio final en el cual los malos muertos serán levantados y serán juzgados según sus obras. El nombre que no fuere encontrado en el Libro de la Vida, en unión con el diablo y sus ángeles, la bestia y el falso profeta, serán condenados a un castigo eterno en el lago de azufre y fuego, cual es la segunda muerte.(Mateo 25:46; Marcos 9:43-48; Apoc. 19:20; 10:11-15; 21:8.)
15. EL NUEVO CIELO Y LA NUEVA TIERRA
“Según sus promesas, nosotros, buscamos la bendita esperanza de un nuevo cielo y una nueva tierra, donde vivirán los justos” (2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:22.)
Con fundamento en la anterior declaración de fe, y en orden a la unificación del cuerpo de Cristo, LA IGLESIA CRISTIANA CONFRATERNIDAD DE BROWARD, la acoge para su desarrollo institucional.

WRITTEN BY: confrausa2005